Grand Piece Rol

Bienvenido, invitado


Antes de registrarte, por favor pasa por Aquí y aprende cómo empezar a rolear en este maravilloso foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [I] Un final para un nuevo comienzo.
Sáb Mayo 23, 2015 3:05 am por Narrador

» Sistema de Navegación
Dom Feb 22, 2015 8:28 pm por Webmaster

» Normas Generales de Grand Piece
Jue Feb 12, 2015 11:50 pm por Webmaster

» Normas de Roleo
Jue Feb 12, 2015 11:18 pm por Webmaster

» Eventos de GP, Aventuras e Historias
Jue Feb 12, 2015 10:30 pm por Webmaster

» Virtudes y Defectos
Vie Feb 06, 2015 6:15 am por Webmaster

» Sistema de Combate
Jue Feb 05, 2015 11:11 pm por Webmaster

» Estilos de Combate y Técnicas
Jue Feb 05, 2015 10:44 pm por Webmaster

» Revisión de roles.
Miér Feb 04, 2015 8:34 am por Kyousuke

Mejores posteadores
Webmaster (69)
 
Kyousuke (63)
 
M0din (29)
 
Rikuto (16)
 
Monster D. Same (16)
 
Mr.Kannon (13)
 
Yatogami (13)
 
Nikolas (7)
 
Akashi Seijuro (6)
 
Kiyoshi (5)
 

Hermanos

[I] Un final para un nuevo comienzo.

Ir abajo

[I] Un final para un nuevo comienzo.

Mensaje por Narrador el Sáb Mayo 23, 2015 3:05 am

Un final para un nuevo comienzo


"En el mundo en el que vivimos existen muchas cosas, hay muchos misterios que nunca serán resueltos. Mis misterios, y los de muchos seguirán plasmados en las rocas, esperando a que algún alma contribuyente a la sabiduría de este mundo quiera leerlos." - Fueron las últimas palabras que se lograron escuchar con claridad en la sintonía que mostraban las pantallas que estaban grabando el momento exacto de la última gran guerra. Ese tono de voz tan sutil que sólo una mujer en el mundo podría conceder en una situación como esa pertenecía a Nico Robin, tripulante del navío más buscado del último tiempo. Luego de esas desconcertantes palabras, se logró observar un pequeño silencio, una minúscula partícula de tiempo que para los combatientes simbolizaba un antes, y quizás un después en toda su vida.  


Se encontraban en una isla de no más de trecientos metros de longitud, con un clima que parecía no existir, su forestación era tal que hacía relucir todo lo que no tuviera un color vivo. Piratas, marinos, gobierno mundial, revolucionarios, todos los personajes más fuertes del mundo se encontraban juntos en esta pequeña isla, ¿Porqué?, ¿Realmente ameritaba tanto revuelo un lugar como este?, la respuesta es sí.


La isla del fin, así fue llamada por los comentaristas de este gran espectáculo. Esta era la isla que mantenía el One Piece entre sus rocas, ese tesoro que era tan buscado tanto por piratas, como por marines, o por la persona que sea. Ese misterioso tesoro que nadie sabía si realmente existía se encontraba en esa isla, en alguna parte de ella, pero que lamentablemente ninguno de los bandos sabía exactamente dónde.  


No bastó más de un segundo para que el más osado de todos los bandos comenzara a correr hacia el centro de la isla, intentando buscar alguna pista para poder encontrar el preciado tesoro del anterior rey de los piratas Gol D. Roger. Detrás de él, el reconocido mejor espadachín del mundo, Roronoa Zoro corría detrás de su capitán sin dejar de susurrar como el sombrero de paja podía seguir siendo tan infantil. Por encima, corriendo por los aires se encontraba el rubio cocinero de la tripulación, "Black leg" Sanji, con su impresionante potencia de piernas que le permitían hacer brincos prácticamente en el aire. Todo el resto de la tripulación del sombrero de paja se encontraba detrás, esperando confiadamente los sucesos para comenzar a actuar.
Por otros lados se comenzaron a movilizar los almirantes, entre ellos el espadachín marino más fuerte conocido comenzó a caminar en sus resonantes sandalias, mientras hacía vibrar la isla completa con su escalofriante poder.  Otras bandas de piratas se comenzaron a movilizar también, todos en dirección al centro de la isla, esperando para llegar al choque final de poderes que tanto se anhelaba.  El gobierno mundial no se quedaba atrás, sus bestias increíblemente fuertes del CP comenzaron su rumbo al centro de la isla también, mientras un personaje desconocido para todos, que mantenía una mascara en su cara, levantó una gran masa de ácido que comenzó a escurrir hacia el punto de inflexión. De un momento a otro, comenzaron las tormentas verdes que tanto se esperaban también, era la aparición del padre del crío que tantos problemas había provocado en los últimos años, Monkey D. Dragon, que sin moverse dio sus ordenes para que toda la armada se movilizara para esta gran guerra, que muchos sabían que iba a ser la final.


Pasaron unos segundos hasta que los almirantes llegaron hasta el lugar donde se encontraba corriendo la banda de los sombrero de paja, dos de ellos fueron directamente hacia el capitán, uno de ellos era Fujitora y el otro, la luz de la marina, Kizaru. Ambos almirantes fueron en una velocidad imposible de seguir para muchos de los contendientes, no obstante, Luffy no se inmutó en lo absoluto ante tal acto, tan solo miró por encima de su cabeza como estos dos venían hacia él, y sonrió, cuando ambos almirantes llegaron a estar a centímetros de su cara, se efectuó el primer choque que ocasionó un fuerte terremoto en toda la isla. Ambos almirantes fueron lanzados hacia los distintos extremos de la isla con una potencia increíble, mientras que el espadachín y el cocinero rubio demostraban su fuerza confiados en el aire. Inmediatamente apareció un tercer personaje, el almirante en flota con su torrente de magma corriendo por su paso, Akainu. Al momento de llegar donde el actual rey de los piratas, a tan sólo unos pocos metros de distancia, Luffy lo miró de tal forma que logró intimidarlo por un segundo, durante ese segundo un escalofrío recorrió el cuerpo de todos los presentes en esa isla, y también de todos los que estaban viendo los hechos por la transmisión. Ese segundo de intimidación bastó para ganar un poco de tiempo, entonces se dio a luz la entrada de un personaje que no podía faltar, se expandió un hilo de fuego desde el borde de la isla hacia el centro en un abrir y cerrar de ojos, y golpeó ferozmente al almirante de la flota, lo que provocó un terremoto aun más fuerte que el anterior, era Sabo, que luego del golpe susurró;
"Tenemos asuntos pendientes, Akainu".  


Luffy, al igual que todos los otros contendientes de la gran batalla, se encontraban a tan solo metros de llegar al centro, ese centro en el que todos los poderes llegarían a fluir, sin saber qué podía ocurrir. Los almirantes ya habían vuelto a sus casillas luego de los golpes, y se encontraban en dirección al centro también. Cada uno iba invocando todo su poder para poder sobrevivir, y en lo posible ganar esta exuberante batalla. Tan solo a segundos de que el choque fuera efectuado, se vio un destello de luz que llegó desde el extremo donde se encontraban los sombreros de paja, un explosivo lanzado por el tirador de la tripulación, Usopp.  Al momento de llegar arriba, se vio como desde la misma dirección comenzaron a aparecer más y más destellos, que iban en dirección al primero lanzado, cuando todos estos impactaron, se vieron en unas milésimas de segundo como aparecían raíces que comenzaron a bordear toda la isla, y luego todo se tornó oscuro.


Luego de un segundo, se sintió un golpe que hizo una onda de choque instantánea en todas partes del mundo, provocando un caos enorme a lo largo del globo, casas destrozadas, marejadas que simulaban un diluvio, castillos completos destruyéndose en segundos. A pesar del terremoto mundial que sacudía en ese momento, todos seguían obstinadamente viendo la pantalla, como si se tratase de una hipnosis que los mantenía ahí sin importar qué. Sin embargo, lo único que se logró apreciar luego de ese choque tan fuerte, fue como los mismos poderes de todos los personajes lograron dar una chispa de luz, permitiéndole a la población mundial ver como el cielo estaba completamente dividido, y la isla destruida, luego de eso la transmisión se cortó. Segundos después de eso, comenzó a expandirse por todo el mundo una segunda onda de choque, y pasados otro par de segundos, una tercera que fue mucho más fuerte que todas las anteriores, provocando que las personas no pudieran quedarse de pie, que el suelo se comenzara a romper. Para todos los que vivieron esos segundos de terror fue como vivir una furia de dioses que estaba corrompiendo su mundo.


Esto pasó ya hace quince años, y aún no se sabe qué ocurrió ese día, el gobierno mundial dio un comunicado en donde anunciaba que todos los participantes de la guerra estaban muertos, argumentando que ninguno de ellos se había mostrado luego del suceso.  Pero muchos no quedaron contentos con esta resolución, sobretodo los niños que vivieron ese momento, que a pesar de haber sido tan solo niños, son la nueva generación del mar, y que sin lugar a dudas intentarán buscar respuestas a todas sus preguntas. Y es porque si hay algo que permanecerá en su mente toda la vida, es esa sutil voz que les marcó la enseñanza para el mañana. "Mis misterios, y los de muchos seguirán plasmados en las rocas, esperando a que algún alma contribuyente a la sabiduría de este mundo quiera leerlos."...
avatar
Narrador
NPC
NPC

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 23/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.